Agencias más que lomiterías

Nunca me voy a olvidar de esta frase que un amigo me había dicho: “Existen más agencias de marketing que lomiteros“. Al escucharla me pareció que era verdad, pero no tenía una explicación más que porque era negocio y tenía un costo casi de cero. Después vi que existe algo un poco más fuerte que el simple hecho de que sea un negocio con costos mínimos.

En el negocio de los lomitos se entiende que es comida y creo que una de las grandes pasiones en Paraguay es comer ese preparado genial. Pero hacer marketing digital no es tan así, no hay un público tan amplio con el de los lomitos, pero existen una cantidad inmensa de agencias que al igual que los servicios dentro de las lomiterías, tienen lo mismo que ofrecer.

Un lomito completo = todas las redes sociales

Un servicio tradicional y base es la de administración de redes sociales. Un negocio que como se habló en el artículo sobre la muerte de estas plataformas como las conocíamos hace unos años atrás, puede que de alguna manera deje de ser muy rentable en dos o tres años si el ecosistema laboral nacional apuesta por crecer en calidad y no solo en cantidad como lo viene haciendo.

Más allá del costo, la rentabilidad de estas agencias que se dedican solo a realizar administración de redes se debe también a la poca capacitación que muchos brand managers posee y ese ego que muchos de los que ocupen ese puesto suelen tener. Y este es uno de los motivos por los cuales las agencias con foco en la administración de redes siguen saliendo.

Es un clásico decir que lo digital es el pasado, presente y futuro de las marcas, pero al referirse a digital solo se pone el foco en la redes sociales, se enfocan en la creación de “virales“, de llevar al día un plan de posteo donde la dictadura de posts fuerza a quitar ideas y depende de la creatividad espontánea de los CMs o Contents. 

Falta de respeto

Esto es una falta de respeto al proceso creativo. Muchos imaginan la labor del creativo como una persona que se limita a pensar y fumarse un paraguayo como le dicen los argentinos, para al cada día sacar ideas que hagan de su marca la número uno del mercado. No es así y es un mito que la creatividad se logra de ese manera.

Por otro lado es una gran falla el decir que los contenidos son creados de acuerdo a donde irán a ser distribuidos. Ejemplos de lo que te suelen decir: “un viral para Facebook y otro para Twitter, ojo son lenguajes distintos“. Esto es una tremenda falta de respeto e ignorancia hacia los creadores de contenido.

Entendamos que la muerte de las redes es un hecho en países donde la profesionalización de este trabajo de marketing digital está en su máximo nivel. Entender que lo mejor es crear buen contenido y entender que la administración de redes es solo la cola del proceso es avanzar. 

La creatividad y el buen contenido de los influencers es lo que hace que algo sea viral. El contenido es el foco en el que todas las marcas deben estar invirtiendo. No busquen una agencia que solo cumpla, sino que sea a la vez creadora de contenido y que entienda que ese es el verdadero foco y lo que verdaderamente importa.

Brands y su fijación por la moda

Las agencias que nacen de la nada con el fin único de administrar redes sociales sin tener en cuenta la creación de contenido o por lo menos un perfil dedicado única y exclusivamente a crear contenido de calidad tiende a desaparecer.

Esto es efectivo aún por la sencilla razón que estas agencias no hacen más que hacer caso a los brand managers que ven algo y quieren. Lo que es peor, sus agencias les complacen. Ese circulo es infernal, de terror y perpetua la idea de que el brand sabe lo que hace. Si, existen brands geniales y pongo la firma y las manos en el fuego por ellos, pero existen más de los que no saben. 

El problema principal de estos malos brand managers es que no distinguen lo que es moda de una tendencia. Sus agencias no les quieren decir y muchas veces estas solo se enfocan en la parte técnica de como hacer buenos posts en una red social determinada y no son capaces de indicar con conocimiento del proceso creativo que eso no potencia, no suma o se puede usar a favor de su marca, sino todo lo contrario.

Por lo menos por mail

Existen anécdotas en el mundo de las agencias donde los colaboradores dejaron atentos mails a sus jefes sobre las ideas de los encargados de marca. Incluso mails contra sus jefes que solo se encargan de complacer órdenes por más que las ideas no son buenas sino todo lo contrario para la marca.

Son esos héroes anónimos que día a día dicen que no está bien lo que se está haciendo y dejando constancia de que algo anda mal lo que ayudan a que estas agencias se den cuenta de lo mal que hacen en enfocarse solo en administrar redes, echar por tierra el proceso creativo con la dictadura de posts y no centrarse en el contenido que al fin y al cabo es lo que cuenta.

Solución

Así como exigimos al gobierno que cumpla con sus roles, así como decimos que un país por más rico que sea no es nada si sus dirigentes tienen la cabeza vacía, donde el amigismo está por matar y la meritocracia nunca está impuesta como sistema, debemos que meter en la cabeza de que la formación también debe estar presente en las marcas.

Si, un buen brand no deja de aprender, una buena agencia no deja de inculcar buenas técnicas y herramientas, una buena marca invierte en sus colaboradores como invierte en lo que más le gusta. Dejemos de exigir mejor educación en nuestro país si desde nuestros lugares no exigimos capacitación en el sector de agencias.

¡Compartí con tus amigos!

Tecnología, marketing y creatividad. Anfitrión de #DailyMil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.