Flyer, el primer vehículo personal volador

Kitty Hawk es una startup americana – fundada por Larry Page creador de Google – responsable del desarrollo de Flyer, el primer vehículo personal volador. El Flyer, a simple vista parece un dron gigante con capacidad para transportar a un pasajero, pero en realidad el diseño es totalmente revolucionario ya que utiliza materiales muy duraderos que son ligeros, aerodinámicos y resistentes al agua.

Hangar de Kitty Hawk en Las Vegas, donde se encuentran los Flyer.

 

Flyer, es un vehículo completamente eléctrico, cuenta con 10 hélices que funcionan de manera independiente. Además, manejar el Flyer es extremadamente sencillo (la capacitación para poder volarlo toma aproximadamente 2 horas) cuenta con dos joysticks que sirven como controles y por si fuera poco al momento de volar, la aeronave se estabiliza automáticamente mediante software por lo que la única preocupación será la de disfrutar la experiencia de estar en el aire.

En cuanto a especificaciones técnicas, Flyer es capaz de elevarse hasta 3 metros de altura (pensado para utilizarse actualmente sobre superficies acuáticas principalmente o zonas no congestionadas) y alcanza una velocidad límite de 32 km/h (por motivos de seguridad más que nada), el tiempo de duración de la batería va de los 12-20 minutos dependiendo de las condiciones de uso. De momento Flyer está pensando para actividades recreativas, aunque las posibilidades son infinitas.

El precio del Flyer todavía no ha sido revelado por la empresa, ni tampoco cuándo saldrá oficialmente a la venta, pero sí ya se puede realizar la pre-orden aquí. Una de las consultas que la empresa realiza a los futuros clientes es dónde piensan utilizar el Flyer, imaginamos que por cuestiones de seguridad.

Flyer en plena acción.

Flyer no es el único producto en el que trabaja la empresa Kitty Hawk, otro de sus proyectos es Cora, que consiste en una aeronave para dos personas, cuenta con 13 rotores y la particularidad de que puede despegar/aterrizar de forma vertical (no necesita una pista en forma de pasarela como las aeronaves tradicionales, si no que imita el funcionamiento de un helicóptero por lo que su uso en espacios reducidos la convierte en una opción muy atractiva). Cora está pensada para convertirse en el taxi del futuro, de hecho actualmente la empresa tiene un convenio con el Gobierno de Nueva Zelanda donde se encuentra realizando pruebas con vistas a obtener la certificación para operar como taxi aéreo.

El futuro de los vehículos voladores con los que tanto soñamos está cada vez más cerca, y las opciones como Flyer o Cora no hacen más que ilusionarnos.

¿Quién dice que dentro de unos años no podremos tener nuestros Vitz voladores en Paraguay?

¡Compartí con tus amigos!

Todos me conocen como Pumbi. Entusiasta de la tecnología en todas sus formas. Fanboy de Apple. Soy del #TeamWinter & #TeamIronMan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.