¿Por qué hablamos digital?

La pregunta es básica, pero a la vez muy difícil de contestar. ¿Por qué lo digital? ¿qué es? ¿qué fin tiene? La respuesta es fácil, lo digital es la vida misma. Suena complejo y radical, pero a lo complejo, ejemplos.

Cuesta entender que la vida hoy es de doble pantalla y no se hace referencia al típico dueto TV/móvil, más bien a una pantalla “real” y otra digital. Cuando miramos nuestros móviles estamos viendo “el mundo real” optimizado en una pantalla de 4,7″ (iPhone), 5,1″ (Galaxy S7) o 4,2″ (Blackberry Z10, hay gente que no tiene buena vida).

En lo digital es donde pasamos muchos momentos. Consultamos nuestros smartphones unas 150 veces al día, los paraguayos pasamos más de 3 horas al día en Facebook. A nivel global pasamos 9:09 hs en Twitter por semana, 2:57 hs en Instagram, 3:45 hs en Spotify y 3:34 hs en Youtube según estudios del 2015.

Fuera de lo estadístico, veamos las cosas que hacemos en esos 7 petabytes de fotos subidas a Facebook mensualmente. Lo que en realidad hacemos es compartir momentos que antes lo socializábamos con nuestros amigos en el colegio o barrio. Hoy lo compartimos con los 127 amigos de media que tenemos en internet.

Nadie va a un concierto de su banda favorita para grabar un video de mala calidad para luego mirarlo en su pieza o saca fotos a sus comidas porque le parece linda, lo hacemos para compartirlo en nuestras redes y hacer saber a todos que estamos ahí o comiendo esa deliciosa comida. Con esto se explica los más de 10.000 de videos que vemos en Snapchat por día, las 5 millones de fotos subidas a Instagram por día en el 2012 o las 100 horas de video subidas a Youtube por minuto.

Entendamos que Tinder es la nueva forma de levantar, que Facebook es la nueva plaza pública y Twitter nuestro medio de comunicación propio. Reconozcamos que perder nuestro smartphone es perder la parte recuperable de nuestra vida misma y no se trata de un pensamiento materialista, más bien la perdida de los contactos, fotos y mensajes con nuestra pareja, amigos y familiares.

Pensemos que esta es nuestra realidad, lo digital es la vida optimizada. Es por eso que a las marcas, agencias o cualquier persona que quiera entender algunas cosas que en apariencia no tiene lógica en internet, debería de capacitarse y empezar a explorar el mundo digital como quien va al nuevo restaurante de comida china de su barrio o solo quiere pegarse un paseo por su barrio, así mismo es lo digital, porque lo digital es la vida misma.

¡Compartí con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.