Innovar es hacer: valores para contenidos que motiven

Innovar es hacer se tituló la presentación de Guillermo Giordano, en la cuarta edición del 2i Industrias de Innovación, celebrada en el hotel Sheraton. El director académico de “Brother”, la primera escuela de creativos de Montevideo – Uruguay, acentuó la importancia de la honestidad y la creatividad al momento de crear historias que rompan esquemas. En Ñañe’ê Digital rescatamos algunas claves que pueden sumar a nuestro trabajo.

Foto: Gentileza APAP

Honestidad. Es lo primero a tener en cuenta. Este valor debe ser mantenido tanto en las relaciones cliente – marca, como en las de cliente – agencia y jefe – colaboradores. La falta de honestidad es el factor principal que muchas veces conduce a que grandes proyectos se caigan.

Nuestro primer cliente es la creatividad. En ocasiones, ante la premura creamos contenidos que no nos gustan con tal de satisfacer al cliente. Esto debe evitarse ya que, si dejamos salir una creación que no llena nuestras propias expectativas, estamos restando valor a nuestro trabajo.

Vivir de la creatividad es vivir en riesgo. El riesgo es la única constante. El riesgo a que un proyecto salga mal, a que una campaña fracase o a que una historia no tenga el alcance esperado no debe frenarnos a intentarlo otra vez y cuanto sea necesario, porque innovar es hacer y solo haciendo aprendemos.

Sos lo que hacés. Y sos tu trabajo. Por eso es tan importante crear contenidos con los cuales nosotros mismos estemos conformes.

Creativo es el que hace. Pensar lo hacen todos y generar ideas es más simple que concretarlas. El verdadero creativo es aquel que lleva sus ideas hasta el final y no para hasta que sean realidad.

Campaña desarrollada en Brother y presentada en el 2i por Guillermo Giordano

¿Cómo pensamos? Generando jornadas, tormentas de ideas, capacitaciones, buscando clientes, acercándonos al fuego lo más que se pueda, sin quemarnos. ¿Y si nos quemamos? Seguir y seguir intentando.

¿Cómo actuamos? Con verdad y confianza. Para generar algo nuevo no se puede perder la capacidad de diálogo. Nuestro norte es crear soluciones a los problemas. Nuevas carpetas para nuevos desafíos.

El contexto. Dejamos atrás la revolución industrial y hoy estamos ante un mundo inestable, fuera de control, intangible, más complejo y de valores líquidos. Para Guillermo Giordano, frente a este panorama debemos entrenar para lo incierto, crear y creer.

¡Compartí con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *