La reflexión en torno a un arma de humillación masiva

Para cualquiera de nosotros es probable despertar un día y toparnos con que un spambot (1) nos ha suplantado usando nuestro perfil en Twitter, tal y como le ocurrió a Jon Ronson, escritor y presentador televisivo británico. A partir de este suceso, en su libro “Humillación en las redes, un viaje a través del mundo del escarnio público” explora la fauna de las vergüenzas públicas que se viralizaron a través de las redes sociales.

Jon Ronson – foto extraída de su cuenta en Twitter.

¿Por qué es un material recomendado? Usando la crónica y el reportaje como herramientas, Ronson humaniza a las víctimas de las vergüenzas virales de internet. Ahonda en la historia, dilucidando las causas de esa costumbre de colocar ante el patíbulo del rechazo colectivo a aquellas personas cuyos actos consideramos reprochables.

También se vale de la psicología para investigar qué fines de la conducta nos mueven a castigar con el bochorno de la exposición desmedida, y para desbaratar la indiferencia mediática, colocando el foco en aquellos sentimientos que, al parecer, olvidamos se suscitan en cualquier ser humano normal, víctima de una hostilidad que escala mundialmente gracias a la inmediatez de las redes.

Con el relato de revelaciones de plagios cometidos por renombrados periodistas en sus obras más aclamadas, viendo así desvanecer sus carreras; del desastre que convirtió a una relacionista pública común y corriente en trending topic mundial por un desafortunado tuit de tinte racista o del surgimiento de toda una industria para el cuidado reputacional en Internet, navegamos por una radiografía inquietante que hace clic en los pros y contra de estar siempre en la vidriera, con el peligro que nos interpela en esta aldea global (2).

“[Últimamente, cuando entro en las redes sociales me siento como si anduviera de puntillas cerca de un padre imprevisible, enfadado y desequilibrado que podría agredirme en cualquier momento] −dijo−. [Es horrible].

Me pidió que no mencionara su nombre, por temor a desencadenar alguna reacción.

Nos consideramos inconformistas, pero tengo la impresión de que todo esto está dando lugar a una era de mayor conformismo y conservadurismo.

¡Mirad! -exclamamos- ¡NOSOTROS somos normales! ¡ESTE es el término medio!

Estamos definiendo los límites de la normalidad a fuerza de destrozar a quienes se hallan fuera”.

Jon Ronson.

Si aún recordás episodios como los del “Yakare Yrupé”, el escándalo sexual de Kalé Galaverna o algún video que al llegar a tu Whatsapp te produjo vergüenza ajena, puede que Ronson te plantee un dilema ético que obviamos en la rapidez de reaccionar y compartir.

Se trata de un material ineludible para comunicadores, publicistas, community managers y cualquiera que haga uso de las redes sociales. Basta con ver cuántas noticias al día son producidas en las redacciones a partir de virales en Facebook o cuántos memes son materia prima para los planes de posteos de importantes cuentas.

El libro está disponible en Amazon para su compra, en versión digital e impresa: http://amzn.to/2Gw5WvF

Otras reseñas: http://bit.ly/2FYQpGE

http://bit.ly/2FVQKtL

http://bit.ly/2GwcwlA

Referencias:

(1) Spambot: programa o software encargado de la generación de correos basura o spam que, posteriormente, serán enviados a través de correos, chats…a una lista masiva de clientes de dichos servicios.

https://www.s21sec.com/es/blog/2009/01/spambots/

(2) Aldea Global: La idea de aldea global fue desarrollada por el canadiense Marshall McLuhan (1911–1980). Este sociólogo y filósofo canadiense jugó con dos términos que parecen contradictorios (la aldea es algo local, de escala reducida, mientras que lo global refiere al mundo entero) para explicar las consecuencias del desarrollo de los medios de comunicación masiva.

http://bit.ly/2GwSwQ6

 


 

Si te gustó el contenido no dudes en hacernos saber dejando tu comentario o compartiendo en tus redes.

Si hablas digital y te gusta escribir, te invitamos a escribir en Ñañe´ẽ Digital.

Para cualquier consulta estamos en FacebookTwitter e Instagram.

 

¡Compartí con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.