SoFi; el nuevo héroe robótico de los peces

SoFi es un pez robótico creado por científicos estadounidenses del Laboratorio de Inteligencia Artificial y Ciencias de la Computación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), con el objetivo de investigar y proteger la vida marina que corre peligro debido a los cambios climáticos y por supuesto, a la actividad de los seres humanos.

Imagen del diario Última Hora.

SoFi es la abreviatura de Soft Robotic Fish (Pez Robótico Suave).

El pececito pesa 1,6 kilos y mide unos 47 centímetros, tiene la forma de un pez genérico y es de color blanco. El robot está hecho de caucho de silicona y plástico flexible, además de contar con una cámara y un monitor.

Según lo revelado por estos capos para la revista Science Robotics, el pequeño robot acuático funciona a batería con duración de 45 minutos y puede llegar  sin drama en el océano a profundidades de hasta 18 metros por debajo de la superficie.

El primer experimento

Como el objetivo de este pez es interactuar con otras especies y protegerlos, los científicos realizaron un primer experimento con SoFi en un arrecife de coral ubicado en las afueras de Fiyi, donde lo vieron convivir tranquilamente con otros peces. El experimento, por ende, fue exitoso y además se tomaron datos referentes a la manera en la que se desenvuelve el robot para perfeccionarlo.

El sistema de SoFi

Como el pez robótico no tiene cables, su sistema de comunicación resultó ser todo un desafío y tremendo dolor de cabeza para sus creadores debido al pequeño problema de que SoFi es un modelo acuático.

Como he de esperarse (no hace falta luego ni dudar de eso), no descansaron hasta que encontraron una solución; crearon un lenguaje codificado con ondas sonoras entre SoFi y un buzo, asignando una serie de tonos a cada tipo de información obtenida.

Imagen del diario Última Hora.

SoFi comestible

Seguramente que leyendo el artículo se preguntaron “¿Y si el pececito es comido por algún tiburón u otra especie?”, pues eso mismo se les había planteado a los científicos pero ellos afirmaron que si eso llegara a pasar, obtendrían unas tomas “increíbles”.

SoFi; viejo si ves esto, cuídate porque podés llegar a ser purina de tiburón sin drama en cualquier momento.

¡Compartí con tus amigos!

Estudiante de Ingeniería en Marketing

Amante del arte y la innovación

Escritor por hobbie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.