Una vista acuática a La Forma del Agua

 

Como si hubiera salido de un cuento, la multi premiada película La forma del agua (The Shape of Water) nos muestra el lado más soñador, profundo y cruel del amor.

 

Ambientada en los 60’ Guillermo del Toro se inspira en éste filme de manera a dar a lucir todo aquello a lo que nuestra imaginación puede llegar a alcanzar a través de los sentimientos y sensaciones más profundas de nuestro ser.

 

Un breve argumento, y un poco de spoiler.

Elisa (Sally Hawkins) es una mujer muda, quien vive sola y se dedica a labores de limpieza. Su rutina diaria cambiará completamente al conocer a alguien que más allá de lo físico, o las controversias de la situación pueda crearse un vínculo inexplicable que a más de uno llenará los ojos de lágrimas, o inquietará.
Sus relaciones sociales no van más allá de su vecino artista, y su compañera de trabajo en el laboratorio con quienes comparte su rutina diaria.

En su lugar de trabajo, un laboratorio gubernamental llega un ser rescatado en las profundidades de Sudamérica, una especie de anfibio –con aspecto ciertamente humano- nunca visto, quien permanece atado a cadenas en una pileta llena de químicos para que pueda subsistir. El mismo, es torturado por el Coronel Richard Strickland(Michael Shannon) a base de descargas eléctricas (sí, es una forma muy horrible y cruel, y a más de uno les dolió esas escenas) de manera a que quede completamente susceptible.

 

El punto más tenso de la película es cuando Elisa y el ser acuático van más allá que un vínculo cómo pasarle huevos cocidos (Elisa los llevaba siempre para la merienda) o colocarle canciones en un tocadiscos, y generar un ambiente armónico luego de tanta aberración. Sonará exagerado, pero se ve bastante doloroso.

La protagonista descubre las verdaderas intenciones del Coronel Strickland que son exterminar al ser, y más allá del aporte que puede realizar a la ciencia el ser en cuestión deciden eliminarlo.

 

Sin dudar Elisa lleva a cabo un plan para sacarlo del laboratorio al enterarse accidentalmente, y con ayuda de su vecino, compañera de trabajo y también en complicidad del científico que llevaba el caso y que estaba en total desacuerdo con la eliminación de la criatura marina emprenden un secuestro, un poco caótico, pero que resulta de buena forma.

 

¡Lograron escapar! ¿Qué pasa después?

Lo mantienen en la bañera de su departamento, pero a medida que pasaba el tiempo la salud del mismo se iba deteriorando. Un incidente que desata la furia del ser allí dentro con un gato crea un ambiente de tensión ¡mucha tensión!. Pero luego vuelve la calma.
El propósito: la liberación a través del canal del río cuando se abran las compuertas por la lluvia excesiva. La oportunidad se daría en semanas, e iba contabilizándose en un calendario.
Allí es donde el epicentro de la película nos puede dejar con un sentimiento de cierta manera frustración pero por otra parte nos llena de amor.

 

El día que están en camino a la liberación ya debido a varios inconvenientes, -y también de la persecusion de Strickland- Elisa muere de un disparo, el ser recibe otro pero dentro de todo puede recuperarse.
Ni hablar de Strickland, quien tuvo el final esperado por todos (por ser tan malvado, y también nos alegra lo de sus dedos). Pero cabe resaltar el final. (Si no la viste y te duelen los spoilers no la leas)

El ser acuático se lleva a Elisa a las profundidades del océano. De niña, la misma recibió un corte en las cuerdas vocales. El abrazo conmovedor revive a Elisa, y esas cicatrices son utilizadas como branquias, lo que nos dá a entender que ella termina viviendo por siempre con su amado…en las profundidades del mar.

 

 

¿Fantástico, no?

 

Pues bien, aquí las conclusiones que te puede dejar la película:
Es bueno que una mente tan genial como la del Director Guillermo del Toro pueda juntar lo más fantasioso del amor y la maldad en un filme.
– Una mezcla de sabores desde lo amargo de la crueldad humana y de lo despiadado que puede significar el abuso del poder (Coronel Strickland), la justicia (la perdida de sus dedos), el amor incondicional que va más allá de lo físico (Elisa) y una sensación de empatizar con otra persona que no esté al pendiente de su condición (era bastante discriminada por ello).

– La ambientación de los 60’, el deseo futurista de un laboratorio equipado ya en aquel entonces con máxima seguridad. Los vestuarios acordes a la época, la música más que atrapante y pegadiza. Los colores que van a tono entre lo verde y azul, siempre relacionados al agua, al mar, y al color del ser.

– Detalles cuidados como la discriminación en los 60 por los distintos sectores sociales, la diferencia de rangos, jerarquías y el abuso del mismo en contra de los empleados.
Una adaptación más que impecable y hermosa a la época, a la fantasía y al deseo futurista de descubrir lo desconocido, desencadenando al amor en todas sus especies.

 

 

¡Logros más que destacados!

Premios BAFTA
Mejor Director: Guillermo del Toro
Mejor diseño de producción: Paul D. Austerberry, Shane Vieau y Jaffrey A. Melvin

Globos de Oro
Mejor Director: Guillermo del Toro
Mejor banda sonora: Alexandre Desplat

Premios Oscars
Mejor Película: Guillermo del Toro y J. Miles Dale
Mejor Director: Guillermo del toro
Mejor banda sonora: Alexandre desplat
Mejor diseño de producción: Paul D. Austerberry, Shane Vieau y Jaffrey A. Melvin

 

El lado oscuro del agua
Así como fue una de las mejores películas, la más premiada no escapa a las controversias:
Debido a su salto mediático y comentarios, la película dirigida por Del Toro fue demandada por plagio, ya que la misma contaba con el mismo argumento que la obra teatral Let Me Hear You Whisper(1969) , de Paul Zindel, que encarna la historia de la relación de una conserje de un laboratorio con un delfín.
Sin embargo, podemos considerar que ambas obras cuentan con un enfoque distinto, una yendo hacia el amor y lo fantástico, y la otra hacia la tortura animal y los experimentos sin ningún tipo de piedad hacia ellos.

Increíblemente esto no impidió a que el genio de Guillermo del Toro alcance a conseguir el premio mayor de la Academia éste año ¿no?

 

¡Comentános que te pareció la película! Si no la viste aún no pierdas tiempo, te dejamos aquí un adelanto:

 


No te pierdas nada de Ñañe´ẽ Digital y unite a nuestro canal de Telegram t.me/Ñane’ẽDigital.

Si te gustó el contenido no dudes en hacernos saber dejando tu comentario o compartiendo en tus redes. 

Si hablas digital y te gusta escribir, te invitamos a escribirEstamos en FacebookTwitter e Instagram.

 

¡Compartí con tus amigos!

Comunicadora, CM, ex – bajista, cinéfila.

Amante de las artes marciales y la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.