Editorial

La Agenda Digital: el elefante dormido

La Agenda Digital (AD) se está ejecutando y es muy peligroso. No estamos tomando enserio las consecuencias de pagar por algo que ni siquiera será nuestro, algo que no será apropiado por el Estado. Tomemos atención y preguntemos por la Agenda Digital a nuestros gobernantes; al final del día, nos deben aún la respuesta.

El rubro de la tecnología pasa desapercibido en muchas ocasiones en Paraguay. Puede ser por suerte, puede ser por falta de personas interesadas para la selección en los medios de comunicación o simplemente: no les importa. La Agenda Digital justamente es una muestra de ello. Para quienes no conocen, se trata de un proyecto que se realizará con ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que, es un total de 130.000.000 USD a ser retornado en décadas.

Se pretende cubrir muchas áreas:

  1. Digitalización de procesos y mejora de la entrega de servicios prestados por el sector público emprendedores y empresas,
  2. Mejora de la inversión en TIC mediante el apoyo a jóvenes, emprendedores y empresas,
  3. Extensión del uso de la banda ancha y mejora de su calidad y precio,
  4. Fortalecimiento del marco institucional y la capacidad gubernamental para el desarrollo de la #AgendaDigital

¿Cuál es la preocupación?

La preocupación nace luego de que Matias Insaurralde, desarrollador de software, detectara irregularidades en cuanto a la documentación de la AD; es decir, el Ministerio de Tecnología y Comunicación (MITC) se proponía hacer proyectos los cuales ni siquiera tenían documentación. En algunos, habían documentaciones las cuales resultaron ser un copy-paste de otros proyectos extranjeros.

Cuando estas irregularidades saltaron, empezó una travesía que llevaría al MITIC a mentir en público una y otra vez, de la mano del Ministro Alejandro Peralta Vierci y Miguel Martin, cara visible del proyecto.

Autoridades prepotentes

Cuando Matias y Miguel Martin fueron invitados a un programa de radio, el vice-ministro Martin reclamó las consultas de Matías, ya que él estaba haciendo reclamos desde afuera y no en el país. Más abajo, podrán ver completo el programa y de como ya iba mintiendo el vice-ministro respecto a la supuesta documentación.

En un intercambio de respuestas en Twitter, el vice-ministro pretendió politizar esto aludiendo que buscabamos cosas negativas. Luego, borró su publicación y pretendió no conocer lo realizado.

Serie de mentiras sobre las documentaciones

Cuando se le pregunta al vice-ministro sobre las documentaciones reclamadas en numerosas ocasiones, este, primero responde que todas las documentaciones fueron entregadas y estaban a disposición del público.

Pero luego, en una reunión mantenida entre los técnicos de la comunidad tech del país y MITIC, el ministro dijo que había una falta de documentos pero que no era culpa suya pues había una cláusula de confidencialidad firmada con el Banco Interamericano de Desarrollo.

Es decir, hizo un desfile en la sociedad diciendo que entregaron documentos que al final no entregaron.

Falta de auto-crítica de los propulsores de la Agenda Digital

Una de las mayores fallas fue que esta Agenda se hizo sin consultarle..a nadie, ni siquiera al propio Estado. Cuando Matías Insaurralde solicita información a la Agencia Espacial del Paraguay sobre su participación en una consultoría sobre el Observatorio Nacional Terrestre -el cual, dicho sea de paso, no tenía documentación- y los motivos de participación, estos contestan que nunca fueron consultados y, es más, no tienen participación en dicha consultoría.

Dentro de la Agenda Digital se quiere desarrollar un nuevo parque tecnologico en Asunción. Si bien ya poseemos uno en Alto Paraná, y el cual presenta déficits en todo, quieren emular el proyecto. ¿Para qué? Si ya hay uno, ¿para qué otro más? Y ahí no termina, deseaban construir dicho parque en una zona inundada y la cual se tiene poca documentación, dado que al momento de solicitar el préstamo, la única documentación vigente era una presentación de PowerPoint.

La Agenda Digital del grupo Vierci

Una de las acciones más preocupantes y la cual no se ha dado debate, a pesar de la insistencia de la comunidad tech fue el hecho de que la Agenda Digital era documentada a través de correos electrónicos que pertenecían al Grupo Vierci.

Cuando esto fue denunciado, los responsables de dicho dominio intentaron eliminar el dominio con las pruebas. Cuando se le consulta a la responsable de la seguridad del MITIC, el silencio cómplice fue la respuesta.

Ojalá simplemente hubieran admitido el error y actuado en consecuencia. Pero en lugar de ello, empezaron a analizar acciones legales en contra de la comunidad que ha denunciado la vulnerabilidad. Sí, así mismo, esa misma comunidad que le advirtió sobre las debilidades de seguridad está en el ojo de la tormenta por haber denunciado.

Festival de improvisación

Ni en una batalla de gallos se pudo ver tanta improvisación como en el proceso de análisis de la Agenda Digital. No se está tomando enserio, y las consecuencias que acarreará el desarrollo de este será a más de dos décadas y aún así, seguimos tomándolo a la ligera.

Para que la Agenda Digital verdaderamente tenga impacto debe ser co-diseñada con los beneficiarios, es decir la comunidad tech que se compone en la academia, el sector público y privado, los gremios y agrupaciones, quienes en más de una ocasión han demostrado interés, habiendo propuesto recomendaciones sobre como seguir; MITIC ha aceptado estudiar un plan para co-diseñar hecho con la comunidad y está siendo objeto de análisis pero hasta el momento, lo único que se ha demostrado es que las cabezas del MITIC no están a la altura de sus responsabilidades.

Hay que reaccionar

Así como hay causas políticas nacionales, quienes participan en la comunidad tecnológica del Paraguay, entiendan una cosa: esto, la Agenda Digital, nos afectará a todos. Si hoy decides hacer la vista gorda por no entender o por otros motivos, el día de mañana pagarás un préstamo por algo que nunca verás, razón por la cual a este proyecto le queda perfecto el mote de #MetrobusDigital.

No es tarde para alzar tu voz, infórmate en el sitio web de Agenda Digital, tienen un grupo MUY activo en Telegram donde todos los días se debate y por sobre todas las cosas: hay que demandar la documentación de un plan tan delicado. Basta de improvisación, no es un monologo, es el futuro de un país.

¡Compartí conocimiento!

Compartimos conocimientos con el mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *