Tecnología

La visión Google del futuro

Hace tiempo que no vemos un avance significativo en materia tecnológica como en su momento fue la creación del iPhone. Un dispositivo que nos cambió la forma de interactuar con la tecnología. Ese momento en que dejaron de existir modelos raros de smartphone y todos se volvieron de pura pantalla.

Quiero jugarme a decir que el siguiente paso está a la vuelta de la esquina y se empezó a hacer público allá por el 2015 con demostraciones del Project Soli que empezó a hacernos soñar con interactuar de forma inalámbrica con la tecnología. Para entrar en tema, una muestra.

Esto hace volar cabezas en las posibilidades y con base en esto Google nos hizo ver su visión de futuro, la que empieza a tomar forma con nuevas funciones en sus actuales dispositivos, en los cambios en materia de dirigencia y con un nuevo líder que tiene en sus manos el desafío de dar el paso tecnológico de la nueva década.

El camino a la posibilidad de volver a cambiar el mundo

La historia de una compañía como Google son las que todos deberíamos de conocer, no solo por cultura general, más bien por la influencia que tiene en nuestras vida. Si la vemos de forma fugas, tenemos una historia de tres actos.

El primer acto se gesta en la habitación en Stanford (1996–2007). Es el inicio de la empresa y en el medio Yahoo! no comprar Google, lo empieza a asesorar Eric Schmidt, salida a la bolsa, compra de Youtube y DoubleClick. La base del Google actual.

El segundo acto se vuelve el rey (2007–2019), arrasa y se convierte prácticamente en Internet. Domina la publicidad digital, la creación de contenidos y aparecen proyectos como Android, Waymo, Fiber, Glass, los I/O, etc. Es la consolidación.

Sundar Pichai, CEO de Aphabet

El tercer acto hace salir a Sundar de la banca (2019 en adelante) Como CEO de Google ya demostró sus habilidades, es por eso que ahora Page y Brin confían él para liderar el grupo. La era del recambio.

Las tres Eras de Google son claves para entender en la posición en la que se encuentra Google con Sundar Pichai a la cabeza. Cuenta con posibilidad única de cambiar la forma en que interactuamos con la tecnología y con ella el mundo.

La posibilidad está, la tecnología está, las preguntas claves son si Google es capaz de convencernos y si nosotros estamos preparados para esto ¿lo estamos?

La interfaz es el entorno

La visión de futuro a la que apunta Google es simple, que el entorno sea la interfaz de interacción. Parece fácil decir, pero… ¿Cómo hacemos para soltar nuestros teléfonos, nuestros relojes y no invocar a nuestros asistentes con AI?

Ese es el desafío al que se enfrenta Google y Sundar Pichai. Incluso puede que esta fuera la meta que hayan visto Sergey Brin y Larry Page, para con base en eso decir que ya no lo podía lograr y era tiempo que otra persona con más tiempo y manejo de las internas de la empresa sea el encargado de dar el paso o caer.

Para la gestación de esta visión es clave saber qué es el Project Soli, ese proyecto del que no se habla mucho y que viene investigando cosas desde hace 5 años. Este proyecto trajo al mundo un chip que es la base de toda la esperanza de la visión Google del Futuro y puede que sea la del mundo en general.

Este chip lo que permite es detectar gestos que uno hacer a cierta distancia de su dispositivo. Nos permite controlar nuestro teléfono con gestos sin tocarlo, con pantalla bloqueada y otros detalles. Esto es el inicio de una revolución de las interfaces, de la forma en que interactuamos con la tecnología y por sobre todo, puede que sea el salto tecnológico que necesitamos desde hace años.

Lo más lindo es que esta tecnología ya la temamos en el mercado y podemos probarla. El Pixel 4 ya trae consigo este chip para rastrear gestos, es más, ya nos tiraba un guiño con un comercial previo a la presentación de la última versión del smartphone de Google.

Las funciones que podemos ver en el Pixel 4 no son muy complicadas o que nos pueden hacer volar la cabeza al usarlas, es más, Samsung intentó algo similar ligado a su asistente Bixby, pero… continuemos con Google que lo está haciendo mil veces mejor, es solo cuestión de ver la funcionalidad Motion Sense.

Solo con un chip, Google tiene la posibilidad de cambiar el mundo. Parece un poema, parece fantasía y lo es. Es mentira que un chip solo puede cambiar el mundo, este tiene que estar apoyado en otras tecnologías, otros proyectos, otras mentes, muchos esfuerzos y esto es así.

Una revolución requiere de aliados

El chip del Project Soli que se traduce en funcionalidades Motion Sense de Android 10 en el Pixel 4 trae muchos proyectos atrás y un solo proyectos no puede lograr, por ejemplo, algo similar a Minority Report ‘s o Tony Stark hablando con Jarvis, una visión no muy lejana de Google si empezamos a combinar otros proyectos.

Android será la base, es la puerta de entrada por lo masivo que es. Está en la mayoría de los teléfonos del mundo. Pero siempre hay que mirar en donde más ¿Nuestro auto? ¿Nuestra TV? ¿Nuestro reloj? Sin dudas está en muchas facetas de nuestra vida. Android como puerta es la oportunidad.

Dentro de Android no es fácil ver las aplicaciones que ayudan a Google para entendernos más. Gmail, Maps/Waze, el buscador, el sistema de notificaciones que nos permite seguir evento, las alertas, calendarios, alarmas, calculadora, notas, Youtube, las apps que descargamos y si le permitimos planes de Google Música, Google Películas, etc. 

Chromecast, Google Home, Google Wifi, productos Nest, Stadia y un reloj como aliados suma mucho a estar presentes en el centro de nuestra vida. Poder conocernos mejor que nuestros padres y poder predecir lo que queremos incluso antes de que lo hagamos, como lo hace cuando escribimos un mail.

Pero sin dudas el mayor aliado para este salto es Google Assistant. Él está en todos los proyectos de Google, es la pieza clave que se combina con el chip del Project Soli a la perfección para poder plasmar la visión Google del Futuro. Con esto Google tiene software y hardware dominados por gestos y comando de voz. Pero no nos apuremos, veamos a Assistant en acción en el I/O del 2019.

Un solo “Hey Google“ y el resto fue frases directas, ordenes directas y concretas, con pausas incluidas. También sabemos que Assistant ya puede reservar turnos con su función Google Duplex y muchos dicen que superó el famoso test de Turing, pero no, aunque no dudo que dentro de unos años lo logre con facilidad.

Hora de pensar en conjunto

¿Cómo ve el futuro una empresa que tiene todos estos proyectos en un solo lugar? Google ve un futuro con manos libres, donde la voz y los gestos lo hacen todo. Cada vez estamos más cerca de que nuestro entorno en sí sea la interfaz.

Si podemos manejar con gestos y comandos de voz todo, la ficción que vemos en películas como Iron Man no está lejos, es más, técnicamente en una situación controlada ya se puede hacer. Es más, en el 2016 Mark Zuckerberg lo hizo como desafío personal.

El futuro que Google imagina no está lejos y tampoco está solo. Apple lo tiene con Siri y sus dispositivos. Amazon, Alexa y Echo hacen lo mismo. No dejemos fuera a Microsoft con Windows, Cortana y su alianza con marcas para hardware.

Entonces, ¿Por qué Google es el que puede dar el paso? Por las conexiones y el foco que tiene en el manejo de datos. Ejemplo, Apple tiene su negocio basado en hardware, aunque Tim Cook ya pone el ojo en servicios, pero sigue dependiendo de sus productos. Amazon no tiene Android, no tiene esa flexibilidad total con la cuenta Google y si decide crear un OS nuevo, no va a tener la penetración de Android e incluso de iOS. Microsoft, bueno, Cortana necesita más penetración, Windows no tiene su versión mobile por donde corre la ola hoy y seguro que se centrará más en aplicaciones de esta visión en lo corporativo.

Es Google la empresa más avanzada y preparada en materia de productos y liderazgo para hacer el salto. Es la empresa que está más compacta, optimizada y organizada para llegar a implementar esta visión y hacer que el mundo la siga como en su momento lo hizo Apple al presentar el iPhone.

¡Go Google! ¿Qué puede salir mal?

Todo puede salir mal. Basta con ver la historia de las Google Glass, donde se prometía una funcionalidad excelente para un público variado, pero acabaron en nichos. Hay que decir que Google no tiene el nivel de implementación de Apple, que llega tarde, pero la rompe en comparación de los otros gigantes.

Mucho ojo con meterse con la mentalidad de muy beta en ciertas cuestiones como no probar la distancia y la comprensión de Assistant. ¿Voy a poder pedirle a mi entorno de forma natural, con mi tono de voz, mis tiempos de pausa la hablar, desde mis lugares favoritos por más recónditos que sean, que haga sonar el último tema de Taylor Swift, escriba un mail, salude a mi amigo en Facebook, escriba un mensaje a mi mamá o que encienda el aire acondicionado, auto, moto, etc? Si no lo logra todo muere, todo cae y la oportunidad se va a la papelera.

Estamos a un paso de contar en nuestras cosas con el Jarvis de Tony Stark, a un solo paso. El paso lo puede dar Google, lo está intentando si vemos sus productos y servicios, le siguen Apple, Amazon, Microsoft y otros, la pregunta es si nosotros como mercado estamos de acuerdo con dar el paso o no.

¡Compartí conocimiento!

Vivo en una habitación roja | Marketer | CMO en RugerAcademy| Co-fundador de MNML y Ñanee Digital | Juego #PUBG | #NosVemosEnElFuturo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *