Digital,  E-commerce

Las micro-transacciones y el periodismo

Los medios de comunicación están pasando por un momento de re-definición de los tipos de modelos comerciales que poseen. Desde la entrada de internet, casi todos los medios usaron las plataformas online como un complemento opcional a la TV + Radio + Medio impreso, era como una especie de opción que no importaba. Hoy, girando todo a través de lo digital, se encuentran en un proceso de transformación.

Las soluciones digitales (y sus problemas)

Ojo, esto no implica que nadie está pasando por un momento de calma, simplemente esperando que caiga de arriba la solución, de hecho, lo intentan de todas las maneras posibles para que sea lo más rentable que se pueda. Algunas de las soluciones (algunas abandonadas, otras en proceso) son:

Convertirse en empresas

En Estados Unidos y la Unión Europea, muchos medios de comunicación se han transformado en pequeñas empresas (startups) con financiación de ventures capitalists (VC por sus siglas en inglés) quienes esperan un retorno por parte de estas sin depender demasiado de los ingresos publicitarios. ¿El problema? Los algoritmos de los motores de búsqueda. Quienes dominan los motores de búsqueda de internet (Amazon a través de Alexa Ranking, Google, Facebook entre otros) al final del día te obligan a trabajar en sus plataformas por lo que desentenderse de los mismos no siempre resulta bien para el posicionamiento de SEO.

Publicidades digitales

Cada una de las empresas de mayor dominio de la información tienen sus propios servicios de distribución de publicidad: Facebook (Facebook for Creators, Facebook for Publishers), Google (AdSense) y otros distribuyen sus contenidos publicitarios en los sitios web a cambio de una remuneración acordada. De hecho, hoy día, Facebook es el que más está incentivando el uso de sus plataformas, especialmente para individuos con talento en la creación de contenidos.

De hecho, Facebook lanzó Artículos Instantáneos, una plataforma de monetización de contenidos para los medios que ayudaría a ambos: uno colocaría sus anuncios en artículos sin la necesidad de que el usuario abandone la plataforma y por el otro lado, ayudaría al posicionamiento en la plataforma misma.

¿El problema? El costo beneficio es de 80-20, 80 para las plataformas y 20 para el medio, desincentivando a los mismos a realizar artículos de calidad. De hecho, mientras más tráfico tenga, mejor es el pago, por lo que esta situación engañosa incentiva al periodista a crear artículos basura, refritos y clickbaits, todo en el nombre del tráfico que traerá un poco más de ingresos.

Suscripciones

En un artículo anterior, había resaltado ya las ventajas de tener un sistema de suscripciones, poniendo como ejemplo al New York Times:

 …la apertura de columnas de opinión para atraer más lectores y hoy se puede decir que tuvieron éxito, logrando más de 2 millones y medio de suscriptores a nivel mundial y con ganancias que superan los 1.000.000.000 de dólares. Otros siguieron sus ejemplos de la suscripción rápidamente.

Nelson Cardozo, «El dilema de las suscripciones»

De hecho, esta es la opción seguida más utilizada en muchos países. La opción de suscripción así mismo permite al periodista concentrarse en artículos de calidad, sin necesidad de recurrir a clickbaits y refritos de contenidos. De hecho, el modelo de suscripción vs. Pago por anuncios demuestra que no hay necesidad tampoco de colocar los artículos dentro de la cadena de anuncios para monetizar el contenido.

El problema que hoy se enfrenta este modelo es lo que se diagnostica como fatiga de suscripciones, cuando el usuario tiene tantas opciones y modelos de suscripción que al final del día terminas por pagar innecesariamente por medios que quizás solo eras un lector casual. Por ejemplo, sucede cuando yo utilizo cierto medio solo para leer sobre un tópico especifico, pero casualmente, no es el tipo de ingreso que espero, pero genero tráfico a través de ello. Ahora que debo pagar USD 5 por mes para leer, mejor busco otro medio que no me quiera cobrar.

Tampoco es que no intenten flexibilizar. De hecho, hay todo tipo de estrategias para que la persona se suscriba sin compromisos (loguearte para leer, primer mes gratis, ofertas de USD 1 por 6 meses) pero al final del día, la fatiga se presenta para bien o para mal.

Native advertising

Una de las jugadas que más se ha propuesto es la publicidad nativa dentro de los medios, artículos corporativos sobre una variedad de tópicos, los cuales funcionan casi como un anuncio pero en formato de artículo o documental. Este tipo de artículos, si bien se utiliza al día de hoy, tiene dos problemas: la falta de credibilidad y medición.

Por un lado, en los medios, cuando hay publicidad nativa no se distingue la publicidad del artículo por lo que la falta de transparencia termina por confundir al usuario, dejando malas impresiones en algunas ocasiones y por otro la medición: muchas veces es mucho más rentable abrir un blog corporativo y dejar de depender de los análisis de medios: (pageviews, unique pages views y otros)

Las micro-transacciones

Entra un nuevo jugador: las micro-transacciones. Invocamos el problema anterior, el lector casual. El casual está acostumbrado a leer ciertos artículos, pero no el periódico entero entonces una solución viable es ofrecer una micro-transacción (USD 0,50 x artículo) para acceder a la publicación. ¿Qué tal? Pero ojo que esto no implica que el sistema de suscripciones termine o se sustituya, se complementan perfectamente. En lugar de pagar USD 5 al mes por artículos que no leo, simplemente escojo la opción de un pago convencional haciendo más fácil a los usuarios acceder al contenido, con el adicional de que el periodista/medio genera ganancia.

Esto también genera una nueva posibilidad de combatir la fatiga de suscripción. Si una persona compra más de 5 artículos al mes, puedo ofrecerle suscripción gratuita a modo de compensación, para que vaya adentrándose más con mis contenidos entre otras ideas que surge. Hay plataformas que ofrecen diferentes tipos de servicios los cuales se pueden complementar con las micro-transacciones: ApplePay, GooglePlay o criptomonedas (SatoshiPay, Lightning Network).

Universo de micro-transacciones

Las alternativas de comprar productos similares a monedas o tokens también se presenta como alternativa y esto sale de los videojuegos: Fortnite, PUGB, Counter Strike entre otros utilizan monedas propias del sistema (en Fortnite por ejemplo compras pavos), los cuales también pueden ser gastados solo en especificas tiendas.

Tampoco venderé la idea de que los micro-pagos salvarán el mundo ni por un segundo. Solo las criptomonedas (los cuales no son muy populares como métodos de pagos masivos) tienen un sistema justo que es peer-to-peer, el resto de los sistemas son intermediaciones entre persona-banco-marca-medio por lo que habrá que deducir como disminuir esa brecha o utilizar también medios de pagos creativos.

Imagina que estoy escribiendo sobre la crisis de Medio Oriente, una manera de apoyar la causa (y el contenido) sería vinculando nuestras cuentas a los proyectos vía Rocket, GoFundMe o Facebook Causes). El periodismo se está reinventando y es importante que consiga encontrar un método para seguir funcionando dentro de la democracia. Hay alternativas, hay futuro y hay trabajo por hacer.

¡Compartí conocimiento!

Comparto lo que sé en tecnología, bitcoin y política. Hablemos :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *