Digital

¿Porqué es importante aumentar el tráfico de nuestro sitio web?

Las visitas al sitio web o tráfico, es la métrica más común y a la vez más importante para el análisis de nuestra estrategia de Marketing Digital. Aunque parezca irrelevante, sobre todo si el sitio web está consiguiendo el objetivo que se le propuso, de alguna forma, por algo ya habremos escuchado que en Internet todo se puede medir.

Para entender la importancia de cuántas visitas debe tener una web, es importante primero definir cuál es el objetivo de la misma. Estableciendo por ejemplo las siguientes tres fases:

Conseguir leads > Convertir los leads en clientes > Mantener a los clientes.

Eso también nos va a ayudar a establecer los distintos pasos que tiene que seguir un usuario para cumplir un objetivo, creando nuestro propio funnel de conversión.

Si conocemos el tráfico que tenemos en un período, podemos calcular el porcentaje de los usuarios que se convierten en leads y posteriormente, en clientes.

De esta manera, podemos saber cuál es el retorno real que nos genera el sitio web. Por tanto, con estos datos y otros KPIs específicos, podemos conocer cuánto estamos ganando gracias a nuestro sitio web, en otras palabras podemos calcular el ROI.

 ¿Estás seguro que no te interesa saber cuánto te genera tu web?

Un cálculo fundamental, el ROI

Seguramente en algún momento habrás escuchado este término, y si o si googleaste (me paso al principio), por que no sabías a qué se refería y mucho menos en que tenía que ver con el tráfico a nuestro sitio web. Su relación va más allá de lo que imaginás, el ROI se define como “Return On Investment”. Esto quiere decir en español “retorno de la inversión”.

En cuanto a la relación del ROI con las visitas a nuestra web, hay que tener en cuenta que cuanto mayor sean las visitas, mayor posibilidad de convertir esas visitas en clientes, y es eso lo que al final define la rentabilidad del negocio.

Ahora, ya que sabemos de la importancia de este KPI ¿Cómo calculamos el ROI?

La fórmula del ROI es muy sencillo

ROI = [(Beneficios  – Inversión) / Inversión] *100

Aunque el ROI es un KPI que se usa en los grandes negocios, es fundamental en negocios a menor escala, ya que de esta manera se pueden realizar proyecciones y así verificar la viabilidad y rentabilidad del mismo.

Muchas visitas y pocas ventas

Si sabemos que tenemos 10.000 visitas en nuestro sitio web, y de estas solo 10 compran, podemos analizar qué es lo que está pasando en el sitio. Ya sabemos que el problema no tiene que ver con que los potenciales clientes no te encuentren, porque el ratio de visitas es alto para las 10 compras.

Entonces, podría ser que falte en la web un CTA (call to action/ llamado a la acción) que no es otra cosa que la acción para incentivar la compra por parte del usuario. Otras razones, también pueden ser un error en la página, que el sitio no sea funcional, tenga un mal diseño, o que los productos no sean lo suficientemente interesantes. Los motivos pueden ser varios, pero por lo menos ya encontramos el inicio del problema para determinar la solución, establecer objetivos y aumentar el ROI.

Pocas visitas y buen % de ventas

También puede pasar lo contrario, puede que tengamos poco tráfico en la web, ejemplo: solo cien visitas y tres ventas mensuales. Aunque en este caso el número de conversión es elevado, el KPI de visitas al sitio web no es bueno (a no ser que se trate de una web para un nicho o público muy específico).

En este caso, el KPI de visitas nos indica que tenemos que mejorar o aumentar el foco de la estrategia de captar visitas (tráfico o conversiones). Yendo a la lógica, mientras mayor número de visitas, mayor número de potenciales compradores, siempre que mantengamos el % de conversión, vamos a lograr aumentar el ROI de nuestro sitio web.

Por qué medir si importa

Aunque estos dos KPIs son algunos de los necesarios para comprobar que nuestro sitio web está siendo rentable y/o detectar posibles errores, son muchas más las que debemos de tener en cuenta para que nuestra inversión en marketing digital esté optimizada.

Por ejemplo, tenemos que saber de dónde provienen las visitas (buscadores, redes sociales, tráfico directo), si nuestra web es responsive, si la velocidad de carga es la correcta, cuál es la compra media de cada cliente, cuáles son los CTAs que no nos sirven en la web o cuales si, entre otros. Todo esto lo logramos con la analítica web.

La analítica web, es una acción tan importante como la compra de la materia prima para nuestro negocio o marca. Y es recomendable que seas asesorado por un experto en el rubro para lograr los objetivos que se planteen. Consiguiendo transformar las visitas en clientes y aumentando el ROI del sitio web.

Entonces, ¿alguna vez te pusiste como objetivo aumentar el tráfico a tu sitio web o blog? ¿qué tal te fue?, ¿pensaste en recurrir a un profesional en analítica web?

Tus respuestas son importantes para nosotros, espero te haya gustado este articulo, si funcionó para vos, compartí en la red que más utilizas, y si te quedaste con ganas de conocer más sobre temas relacionados a este o quizás otros, dejanos un comentario en cualquiera de nuestros canales y con gusto interactuamos.

¡Compartí conocimiento!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *